UNIZAR, por falta de sillas en la biblioteca, obliga a sus estudiantes a traérselas de casa

0
UNIZAR, por falta de sillas en la biblioteca, obliga a sus estudiantes a traérselas de casa

La falta de presupuesto ha obligado a UNIZAR a pedir a los alumnos que se traigan sus propias sillas de casa.

Durante los últimos años, la crisis se ha cebado con todas las facultades que componen la Ciudad Universitaria de Zaragoza: caída de techos, huelgas de estudiantes o la falta de fondos son algunos de los muchos problemas que han ido sufriendo los alumnos en todo este tiempo. Y ahora, lejos de solucionarlo, UNIZAR obliga a los estudiantes a que se traigan sus sillas de casa.

Muchos estudiantes y pocas sillas

El mayor problema al que se enfrentan los alumnos es la falta de sitios que, tanto las salas de estudio, como las bibliotecas tienen.

Ante este problema, UNIZAR ha aconsejado a los estudiantes a que se traigan sillas plegables o banquetas de su casa y así no tendrán problemas a la hora de encontrar sitio libre en las bibliotecas. “Ahora que llega el buen tiempo, los chavales pueden cogerse los apuntes, una hamaca o una tumbona y salirse fuera a estudiar, así tendrán todo el espacio del mundo. Ya no tendrán excusas”, decía el rector de la Universidad de Zaragoza.

Ante la falta de sitios, los alumnos se ven obligados a irse al bar

La Asociación de Alumnos de la Universidad de Zaragoza se ha quejado de que les están obligando a irse al bar a echarse unas cervezas y unas papas ante la falta de sillas.

“Nosotros queremos estudiar, pero el hecho de no tener sillas nos lo impide”, explicó el delegado de la AAUA. “La idea de traer nosotros las sillas es ridícula. Hasta que no amplíen la sala de estudio nos quejaremos bebiendo cervezas en el London”, añadía.

Dejar respuesta

uno × 3 =