Un trabajador de Glovo, ingresado al intentar subir la cuesta Arrancapedos

0
Un trabajador de Globo, ingresado al intentar subir la Cuesta del Arrancapedos

Un repartidor de la empresa Glovo ha tenido que ser ingresado de gravedad al haber subido con la bicicleta la famosa Arrancapedos.

El joven se encuentra en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza y aunque no se teme por su vida, éste está estable dentro de la importancia de su situación. A pesar de todo, la gesta de subir la cuesta quedó en nada porque el trabajador se equivocó de camino y no tendría por qué haber pasado por esa zona.

Un cliente fue el que dio con su paradero

La posibilidad de seguir a los trabajadores de Glovo a través del GPS de la aplicación fue lo que salvo la vida a este trabajador. Ni el cliente ni la compañía ni nadie ha conseguido entender cómo el joven se pudo desorientar tanto y acabar subiendo por la cuesta Arrancapedos cuando el cliente que hizo el pedido vivía en San José.

“De verdad, estamos en shock, mi hijo es una persona que se orienta con facilidad, por lo que debe de haber una explicación lógica a todo esto. A ver si empieza a poder hablar y nos lo cuenta”, explicaba la madre preocupada.

El joven estuvo apunto de perder las dos piernas y un pulmón

La Arrancapedos, una de las cuestas con mayor desnivel de Zaragoza y probablemente de Europa, la subió este trabajador de Glovo a tal velocidad que en cuanto llegó a arriba cayó desplomado. Según cuenta el médico que lo trata el chico llegó al hospital con las piernas ennegrecidas, hasta tal punto que casi tienen que amputárselas, pero lo peor de todo era la situación de su pulmón derecho, que de pedalear veinte segundo más hubiera estallado.

Dejar respuesta

15 + dos =