Un hombre con sobrepeso provoca retenciones de hasta tres horas en uno de los carriles de descenso de trineos

0
Un hombre con sobrepeso provoca retenciones de hasta tres horas en uno de los carriles de descenso de trineos

El afectado, a pesar de las advertencias de los trabajadores de la atracción, quedó atrapado durante más de dos horas en la pista.

Durante casi tres horas, una de las partes del descenso de trineos ubicado en la Plaza del Pilar de Zaragoza se ha visto interrumpida por un hombre con avanzado sobrepeso que ha acabado ocupando un carril y parte de otro al atascarse con su trineo en mitad de la caída. Aunque la normativa es tajante con este tipo de situaciones, el susodicho consiguió burlar la seguridad en un momento de confusión logrando su propósito, pero con accidentados resultados.

El individuo reconoce estar gordo, pero no es para tanto

Más allá del caos provocado, el hombre considera que su físico no es tan mórbido como para que haya ocurrido esta situación y culpa al Ayuntamiento de lo sucedido.

“A ver, llevo pesando lo mismo desde la Comunión y nunca he tenido ningún problema. 189 kilos no es tanto peso, la culpa es de esos trineos que no se deslizan bien”, decía éste. “Quizá es que el kilo y medio de crepe y los garbanzos de bote que comí en la fila lo que generaron todo esto”, intentaba explicar.

Una multa de 1000 euros y comer tres comidas al día, su castigo

Incumplir la ley está mal y, sobre todo, si hacerlo supone poner en riesgo a la gente que está a tu alrededor, el mobiliario urbano y tu propia salud. Esto es lo que ha pasado con este muchacho que, aún sabiendo que lo que estaba haciendo estaba mal, acabó haciéndolo.

Una vez los bomberos consiguieron apartarlo del carril, la Policía Nacional se lo llevó a comisaría y lo multó con 1000 euros y un régimen basado en fruta, verdura y mucha proteína. “Creemos que es el primero de los casos en los que una multa está tan bien justificada”, comentaba el policía.

Dejar respuesta

12 − diez =