Ingresada de urgencia después de decir “por un trozo más de turrón no pasa nada”

0
Ingresada de urgencia después de decir “por un trozo más de turrón no pasa nada”

Una mujer del barrio zaragozano de Las Delicias ha tenido que ser trasladada al Hospital Miguel Servet por un grave empacho.

Los excesos en estas fechas son el pan de cada día, pero en el caso de esta chica se ha ido más allá. No saber parar de comer es un problema, y eso es lo que le ha pasado a esta vecina de la capital maña que tras decir las palabras que reza el titular de la noticia se le ha llevado rápidamente al urgencias para ser tratada de un caso extremo de lo que se conoce en medicina como glotonitis aguda.

Lavado de estómago y a seguir comiendo

A sus 34 años, esta residente del Delicias ha sido sometida a un interminable lavado de estomago de nueve horas del que se la extraído 7 kilos de turrón; 3 de langostinos y 2 de gambas; 1,5 de ternasco; 1,2 de polvorones; 867 gramos de panettone; 632 de frutos secos y parte de lo que podría ser algún regalo que recibió en Nochebuena.

Hasta que se recupere, la chica estará guardando reposos en el hospital, pero los médicos auguran una pronta recuperación y en pocos días podrá seguir comiendo y bebiendo sin límites, a pesar de que el equipo sanitario le ha aconsejado limitar su alimentación.

La joven ya está pidiendo que le adelanten algo de la cena de Nochevieja

Dos horas después del lavado de estomago, la afectada ha pedido a su familia que le dieran algo de comer porque los médicos le prohibían comer sólidos por el momento, por lo que ésta ha pedido que le introdujeran parte de la comida de la última noche del año en el gotero.

“Ese trozo de turrón no me va a quitar las ganas de comer”, declaraba la ingresada. “A ver si hay suerte y me pueden batir algo de comida y me la meten en vena”, añadía.

Dejar respuesta

cuatro × tres =