Encuentran la pieza que faltaba de Sijena haciendo autostop camino de Aragón

0
Encuentran la pieza que faltaba de Sijena haciendo autostop camino de Aragón

La última pieza, un óleo de la Purísima Inmaculada del siglo XVIII, la encontraron tres jóvenes en la carretera haciendo autoestop

El director del museo de Lérida, Josep Giralt, desconocía que la obra no estaba entre las piezas que iban a trasladar a Sijena. Dicha obra entró en el museo catalán en 1970, y tal fue su relevancia que pasó a formar parte en el Obispado de Lérida, pero, según aseguran fuentes externas, la obra no aguantaba estar fuera de su Aragón natal y se marchó, sin recursos, en busca de cualquier medio que le permitiera volver a Sijena.

Un ejemplo de lucha y superación

La obra de la Purísima Inmaculada nunca pensó en las consecuencia de salir en mitad de la noche, de pasar días de calor y noches de frío. Jamás pensó que escapándose de donde estaba podía estropearse y devaluar su valor artístico, acabando en cualquier lugar. Pero después de varios días de angustia, la obra llegó a donde ella quería estar, a Sijena.

“La pieza ya descansa con el resto de sus compañeras”, comentaba un vecino del pueblo. “Ha pasado por mucho durante estos días, pero es una auténtica heroína. Ella ha marcado el camino de todo esto”, añadía entre lágrimas.

Los jóvenes que la recogieron, tendrán una plaza en Sijena

Mario, Marta y Gabriel, tres jóvenes, que sin ser conscientes de nada, se han convertido en tres mitos para los vecinos de Sijena al recoger a la pieza y llevarla a donde les pidió.

“Nos dio mucha pena. Llevaba muchos días a la intemperie y estaba desnutrida, así que hicimos lo que cualquiera hubiera hecho”, explicaba la joven. “Además, habíamos escuchado algo de los bienes de Sijena en la radio y queríamos hacerla feliz y llevarla con sus amigos”, apostillaba.

 

 

Dejar respuesta

seis + 15 =