Destierran a una mujer de Calamocha por quitarse la grasa del jamón

0
Destierran a una mujer de Calamocha por quitarse la grasa del jamón

Carolina Pombo, nacida en Calamocha, ha sido desterrada de su localidad natal por retirar de un trozo de jamón la grasa.

El pasado sábado, durante un almuerzo en el bar León, la mujer se pidió un bocata de jamón y al ver que tenía demasiada grasa decidió apartarla para que no le resultará tan indigesto, este hecho lo vieron los dueños del local y ante tal atrocidad decidieron llamar a la Guardia Civil. Carolina se encuentra en disposición judicial y pendiente de que le prohíban la entrada a Calamocha de por vida.

El jamón serrano, el tesoro de Calamocha

Calamocha es una villa y municipio de España cuyo principal atractivo es el jamón, por lo que cualquier despropósito o feo que se le haga a este sagrado alimento puede acarrear la peor de las consecuencias. Y así ha sido.

Carolina Pombo desconocía lo que le podía ocurrir si manipulaba el jamón a su antojo, y así lo ha sufrido en sus propias carnes. Tan solo por haberle quitado la grasilla al jamón se ha convertido en el enemigo número uno del pueblo. “No sabía lo que hacía, de verdad, prometo comerme cuarenta jamones si así puedo volver a ver a mi familia”, explica desconsolada.

El bocata de jamón de la discordia

Aunque a muchos les suponga una locura que exista gente que no le guste lo blanco del jamón, casos como el de Carolina son muy comunes en España, pero en Calamocha no cabe la posibilidad de comerse un buen bocata de jamón serrano sin la grasa, y nadie va a cambiarlo.

“Del jamón se come absolutamente todo y el que diga lo contrario tendrá que vérselas con nosotros”, explicaba el alcalde de Calamocha. “Carolina ha jugado con fuego y se ha quemado. Ya no hay marcha atrás”, apuntaba.

Dejar respuesta

catorce − 8 =