Descubren a una familia viviendo en uno de los baños públicos de Zaragoza

0

El pasado 10 de enero, un padre, una madre y su hijo de 8 años se quedaron encerrados en uno de los baños públicos del Paseo de la Independencia.

Desfallecidos y desnutridos, así encontraron este lunes a esta familia maña que llevaba casi cuatro meses encerrados en el interior de este baño. Durante semanas estuvieron aporreando la puerta, pero el ruido del centro y el escaso uso que la gente le da a estos baños hicieron inútiles los gritos de auxilio de la familia.

Más de tres meses alimentándose a base de saliva y Kleenex

Resulta imposible pensar cómo tres miembros de una familia han sobrevivido durante casi cuatro meses en un cubículo tan pequeño y tan repugnante. Sin recursos, antihigiénico y sin la posibilidad de relacionarse con el mundo exterior, así ha pasado varios meses la familia Gómez.

“Durante estos días nos hemos alimentado gracias al papel higiénico que había en el servicio y a los paquetes de Kleenex que llevaba, además del agua del propio váter. Ha sido horrible”, declaraba la madre.

La familia, que ahora sufre agorafobia, se recupera en el cuarto de las escobas del Miguel Servet

El trauma de haber estado durante tantos días encerrados en un espacio tan pequeño sin luz y sin ningún tipo de recurso, ha supuesto que los tres miembros de esta familia sufran miedo a las grandes superficies y han obligado a los médicos a que los traten en la habitación más pequeña del hospital.

“Cuando pasas tanto tiempo encerrado en sitios tan pequeños es normal experimentar este miedo al exterior, pero no quita para que sea ridículo trabajar entre escobas y fregonas”, explicaba el director del hospital Miguel Servet.

Dejar respuesta

cuatro × uno =