Bajan a un vendedor de globos que flotaba desde el trece de octubre

0

Adrián Popescu, un joven vendedor de globos de origen rumano, ha vuelto a tocar el suelo desde el que el pasado trece de octubre el exceso de helio de los globos y el cierzo hicieron que Adrián comenzase a volar sin control.

Durante trece días ha estado Adrián Popescu surcando los cielos de la capital maña hasta que la Policía Nacional y los bomberos han logrado bajar al chico explotando los 62 globos que llevaba atados en su muñeca. “Llevábamos desde el primer día siguiendo a Adrián, pero por motivos meteorológicos no hemos podido bajarlo hasta hoy”, explicaba el jefe de la policía.

El espíritu de “UP” sobrevuela Zaragoza

Al igual que ocurrió en la película “UP”, este joven de nacionalidad rumana ha conseguido sobrevolar Zaragoza durante casi dos semanas con más de sesenta globos agarrados a su muñeca. 22 Bob Esponjas, 15 Minions, 12 Doras, la exploradora, 8 Hello Kitty y 5 Doraemons llenos de helio han hecho volar a Adrián Popescu.

“Al principio estaba acojonado, pero una vez te acostumbras es bonito, es una sensación de total libertad. Además, al ser fiestas, veía gratis los espectáculos, todos los conciertos y los fuegos artificiales, que desde arriba del todo son de lo mejor que he visto”, explicaba una vez aterrizaba. “Eso sí, si alguien quiere probarlo que se lleve ropa de mucho abrigo, que el cierzo ahí arriba te mata”, añadía.

Los globos, mejor que Ryanair

Después de estar viajando durante dos semanas por Zaragoza y alrededores, Adrián ha explicado que esa cantidad de globos permite viajar con mejores calidades que Ryanair. El próximo destino del joven será irse de Interrail junto con su hermano, su primo y 562 globos.

“Durante estos días me he dado cuenta que con unos cuantos globos y helio puedo ir a donde quiera, así que voy a aprovechar y ver todo los países que el helio me permita”, contaba él mismo.

 

 

 

 

Dejar respuesta

veinte − diecinueve =