Pablo Iglesias se peina con un peine de plata fina

2

Se especula con la procedencia del objeto, que podría haber sido un regalo del Gobierno de Venezuela. El líder de Podemos, por su parte, lo niega, reconociendo hacer todas sus compras en Alcampo.

Todas las alarmas saltaron a la entrada del Parlamento Europeo, cuando uno de los arcos de seguridad indicó la existencia de un objeto oculto. Tras un cacheo rápido por parte de los empleados del europarlamento el secretario general de Podemos admitió llevar el citado objeto.

Un secreto que se veía venir

Según ha informado el canal de televisión 13TV en su programa El Cascabel, fue previo al comienzo de un pleno ordinario en el Parlamento Europeo cuando se descubrió la existencia del peine. Durante el cacheo a la entrada del europarlamento se encontraba cercano a los arcos de seguridad uno de los parlamentarios del Partido Popular. El político ha decidido mantenerse en el anonimato, aunque sí ha hecho algunas declaraciones para la cadena: “El señor Pablo Iglesias se puso nervioso, muy nervioso. Empezó a sudar y sacó un pañuelo, que por cierto parecía de seda, para secarse la frente”, relataba a 13TV. “Está claro que algún truco de belleza tenía. Tiene un pelo demasiado lacio para ese tipo de melena… según me ha dicho mi mujer, eh. ¡Que yo de mariconadas de esas no sé!”, añadía el miembro del PP.

El origen del peine podría estar en Venezuela

Las mismas fuentes son las que han reportado a 13TV que la procedencia del objeto podría ser un regalo que el Gobierno de Venezuela habría hecho a Pablo Iglesias. “A estos los engañan así, luego vendrán con la tontería del comunismo… son unos ignorantes de la vida”, decía en conexión telefónica el testigo del hallazgo, “A alguien de mi partido le hacen un regalo así, un soborno… y automáticamente dimitiría. En el Partido Popular somos íntegros con la corrupción y con el tráfico de favores”, sentenciaba el europarlamentario del PP.

Pablo Iglesias niega la existencia del peine

Por su parte Pablo Iglesias niega todo lo ocurrido, relacionando las declaraciones en 13TV como parte de la campaña del miedo que los grandes partidos llevan contra Podemos. El madrileño asegura que para todas las compras que necesita hacer siempre se sirve de los establecimientos Alcampo o del pequeño comercio. “En mi barrio no venden peines de plata, y menos fina”, asegura. “Si quieren hacer creer que mi vida es un villancico, allá ellos. Su odio, mi sonrisa”. Desde la cúpula del partido se guarda silencio, aunque en todos las apariciones públicas de Iglesias se aseguran de que ningún periodista pueda tomar imágenes de él entre cortina y cortina, evitando así cualquier relación con el peine y con la Navidad, festividad con un claro origen católico.

2 Comentarios

Dejar respuesta

4 × 1 =