Zaragoza intenta retrasar la llegada del invierno mediante la quema de autobuses

0

Desde el verano han ardido ocho autobuses en Zaragoza, lo que ha conseguido retrasar la llegada del frío durante unos meses, respetando incluso los Pilares.

El método puede parecer algo rudimentario, pero parecía estarle resultando efectivo a la ciudad de Zaragoza. Los numerosos autobuses que se han incendiado en diferentes puntos de la ciudad han ayudado, en mayor o menos medida, a retrasar la llegada del frío invierno. Lo que en principio parecía ser fruto de una cadena de errores mecánicos y fallos técnicos sería, en realidad, una serie de actos organizados.

“En Pilares pudimos ahorrarnos los guantes gracias a la quema de buses”

Según ha podido saber Errado de Aragón la quema de autobuses es un sistema importado de países subdesarrollados. “Allí se incendian los buses cada dos por tres y nadie cuestiona si está bien o mal”, explica un portavoz de la compañía. “Nosotros lo hacemos por la ciudad. Aún estamos esperando a que nos den las gracias por haber cuidado el tiempo que hubo estos Pilares…”, añade.

Las averías en el motor, una cortina del humo ante las críticas

La mayoría de ciudadanos y medios de comunicación creían, hasta ahora, que las llamas eran provocadas por averías en el motor de los autobuses. “Habíamos guardado silencio hasta ahora porque hay gente que cree que quemar autobuses es demasiado gasto. Suponemos que no han calculado lo que se están ahorrando en bufandas y jerseys”, explica el responsable que no ha querido revelar su identidad. “De nada, maños. ¡Qué desaboridos!”, añade.

Dejar respuesta

3 − tres =