Testigos afirman haber visto a la Noria Princess pedir en la Plaza del Pilar

0

Esta semana ha saltado la alarma sobre la triste situación actual en la que se encuentra la noria Princess. Después de su traslado nadie supo nada más de ella… hasta hoy, que se ha conocido que está en la pobreza.

Fue ayer en torno a las 7:46 a.m. cuando unos transeúntes llamaron a las autoridades locales advirtiendo de que una gran construcción estaba rebuscando entre los cubos de basura. “Un tastarro enorme metálico con lucecitas está metido en el cubo de basura verde”. Con esas palabras describieron los testigos la dantesca situación ante la Policía Local.

Del éxito al olvido

Todo comenzó en septiembre del año 2013, cuando la noria Princess fue colocada en el recinto ferial de Valdespartera. Por aquel entonces tampoco se le dio mucha importancia debido a que estaba situada a las afueras de la ciudad. Su alcance fue mínimo, aunque el éxito sí que le llegó al año siguiente, cuando fue colocada junto al puente de Santiago, en la entrada del Centro Natación Helios. En su nuevo emplazamiento la noria consiguió robarle todo el protagonismo al resto de monumentos zaragozanos, y es que todos los habitantes de la ciudad querían verla, hacerse fotos y montarse en ella. Pero cuando la noria Princess se encontraba en el punto álgido de su carrera todo se vino abajo. En enero de 2014, la noria comenzó a ser desmontada y su declive dio comienzo. Desde entonces nadie quiso saber más de ella y calló en el olvido… hasta hoy, que ha sido encontrada desorientada entre la basura.

Un testimonio de pena y dolor

Ante una situación como esta Errado de Aragón ha querido localizar a la noria Princess para que pueda dar a conocer su situación y así intentar reconstruir su carrera profesional. “Cometí un error enorme… el de confiar que mi éxito sería eterno. Todo lo que ganaba me lo gastaba en el momento. Fueron días de desenfreno y locura. Me creía la reina de las norias, nada me podía parar. Pero el fin de mis días llegó aquel 12 de enero, cuando me comunicaron que me desmontaban y que no sabían qué iba a ser de mi…  Luego, de vez en cuando, me decían que me iban a volver a montar, que me iban a hacer fija…  pero siempre todo quedaba en nada”, comentaba la noria Princess mientras se humedecían sus tuercas. “Ahora me encuentro en la calle, pidiendo para poder rodar un día más”… Demoledoras declaraciones.

Dejar respuesta

2 × 1 =