San Jorge, nuevo tronista de ‘Mujeres y hombres y viceversa’

0

El Santo busca encontrar el amor gracias al reality, pues reconoce no haber levantado cabeza desde que la Princesa perdiera la vida por culpa del dragón.

Después de siglos en la sombra San Jorge ha querido acabar con los rumores sobre su afán por matar dragones y salvar a princesas. Para desmentir todas esas historias ha decidido ocupar el trono del polémico programa de Telecinco “Mujeres y hombres y viceversa”. “Han pasado muchos años, ya viene siendo hora de que la gente conozca mi verdadero yo, soy un buen chaval, no voy matando dragones ni salvo princesas a diario, aunque sí es verdad que quiero encontrar a una chica que merezca la pena” afirmaba el nuevo tronista. “La gente ha ido contando esta historia durante muchos años y me ha afectado a mi vida privada, tanto es así que he tenido que ir a psicólogos porque al final tenía pesadillas muy fuertes. Soñaba que mataba a princesas y salvaba dragones. He tenido una vida muy confusa”, declaraba San Jorge al entrar al programa.

En busca del amor y la tranquilidad

Él mismo explicaba que nos vamos a encontrar con un nuevo San Jorge, que ha tenido mucho tiempo para reflexionar sobre lo que quiere ahora mismo en su vida, muchos han hablado de él sin conocerlo y esas habladurías han hecho cambiarlo de forma de ser y de pensar, tal y como contaba al principio del programa, San Jorge explicaba que han pasado varias chicas a lo largo de su vida, pero que ninguna le ofrecía lo que el buscaba. “Muchas veces he preferido estar con los dragones con los que me relacionaban a estar con algunas de las chicas con las que he compartido alcoba ” explicaba. Después de estas declaraciones, él mismo concluía explicando que lo que quiere es asentar la cabeza con una mujer que realmente merezca la pena.

La verdadera historia de San Jorge

Muchos cuentan la historia de San Jorge, pero poco conocen lo que verdaderamente pasó. La historia que se cuenta es que el mismo mato a un temible dragón para salvar a la princesa, pero él mismo, cansado de tal leyenda, se ha encargado de contar la verdadera historia, “No había ni dragón, ni princesa, la historia real es que un colega, encerrado en su cuarto, le dio a las setas, e imagino todo eso, luego nos lo contó y nos hizo mucha gracia, pero él fue alargando la historia y acabe yo todo siendo el centro de atención, al principio era gracioso, pero acabó siendo una pesadilla”. Explicaba San Jorge con emoción.

 

 

Dejar respuesta

11 + Once =