¿Qué hacer en San Valentín en Aragón si estás soltero?

0
Qué hacer en San Valentín en Zaragoza si estás soltero

El día de los enamorados ya está aquí. El 14 de febrero es una fecha dedicada a que las parejas se demuestren su amor mediante regalos, poesías, cenas en restaurantes románticos o ramos de flores. Cualquier detalle es bueno.

En esta fecha tan señalada, los enamorados también tienen que convivir con esas otras personas que los miran con recelo y piensan que San Valentín son todos los días del año y que no tiene por qué haber un día para celebrar el amor al no tener con quién pasar este día. Para esa gente envidiosa van destinados estos cinco planes que cualquiera puede hacer en Aragón al no tener pareja.

Romper los candados que las parejas han colocado en el Puente de Santiago para demostrar su amor eterno

La envidia en estos casos es muy mala, por eso esta idea es la mejor de las cinco para combatir contra los enamorados. Cómprate una sierra o unos alicates y a acabar con todas esas muestras de amor que hay en el Puente de Santiago.

Ir al Parque de la Manzana y llorar mientras ves atardecer tú solo

Que nadie te impida hacer aquello que podrías hacer con pareja, pero claro, estás soltero o soltera, así que quién mejor que uno mismo y sus propias lágrimas para ver el atardecer en Huesca.

Pedir comida china en Glovo mientras ves los mejores momentos de Oregón TV en YouTube

El más digno y cómodo. Resígnate, pide tu comida favorita y ponte a ver los mejores momentos de Oregón TV. Es el “sofá, manta y peli” aragonés.

Comprar pan duro para tirárselo a las palomas mientras paseas por la Plaza del Pilar

Las palomas son unas buenas compañeras de vida en estos casos. Siempre están ahí cuando menos te lo esperas, no piden nada a cambio y te quieren tal y cómo eres, así que qué mejor regalo que darles de comer un buen cuscurro de pan de ayer.

Pasear por la Plaza del Torico e intentar dar la mano a otras parejas para sentir el contacto humano

Este último consejo es el más peligro, aunque reconfortante si te aceptan como uno más. Échale morro, acércate y agarra la mano de cualquiera e incluso puedes ponerte en medio y agarrarles de la cintura y preguntarles que a dónde vais a cenar.

 

 

 

 

Dejar respuesta

tres × uno =