Este año los Reyes Magos sustituyen el carbón para los niños malos por comida de los hospitales aragoneses

0

El poco apetecible carbón con el que los Reyes Magos ‘castigaban’ hasta ahora a los niños que se portaban mal ya tiene un sustituto de origen aragonés.

Sus Majestades de Oriente llevan semanas preparando la gran noche en la que repartirán regalos y momentos de felicidad por todo el país. Pero no todo van a ser sonrisas: los niños que se hayan portado mal este año recibirán este año un estirón de orejas con origen aragonés. Según una filtración mágica, Melchor, Gaspar y Baltasar se habrían hecho con un cargamento de bandejas de comida de hospitales aragoneses para repartir entre los más traviesos.

La comida de hospital, más barata que el carbón

El principal motivo por el que Sus Majestades habrían introducido esta novedad en su reparto de este año sería el precio. “El carbón hay que picarlo, trocearlo, meterlo en saquetes… ¡Y mancha un montón! La comida de hospital no vale nada… literalmente”, explica un paje real mientras carga los camellos con bandejas frente a la puerta del hospital. “A los niños y adultos le parece igual de repulsiva una cosa y la otra, así que nos vale como ‘estirón de orejas’ para los más rebeldes”, añade.

Caldo de puerro y tortilla de alubias, los platos estrella

Entre los nuevos ‘castigos’ que los niños malos aragoneses recibirán encontramos desde la sopa de espinacas hasta la tortilla de patata sin patata, pasando por el estofado de rana y el caldo de puerro, uno de los platos estrella de la noche. “Algunos pajes bondadosos habían ido cambiando este año el carbón natural por carbón dulce, pero eso no estaba ni está en la Normativa Mágica Real. Este año han endurecido la legislación y, bueno… habrá puerro para los traviesos, a ver como lo aceptan”, concluye uno de los ayudantes de Baltasar.

Dejar respuesta

siete − dos =