Encuentran en Atapuerca al primer aragonés fino que después de comer tuvo frío

0

Un grupo de arqueólogos griegos han encontrado restos de lo que podría ser el origen del aragonés fino. Los expertos afirman que el inicio de esta saga de aragoneses que después de comer tienen frío podría tener hasta 4 millones de años.

El descubrimiento de estos restos se ha convertido en uno de los hallazgos más importantes de lo que llevamos de siglo, de este modo se ha conseguido dar respuesta a la misteriosa relación que guardaba la finura del aragonés con el frío de después de comer.

El Homo Aragonesis Finorus, el comienzo de una era

La explicación del por qué los aragoneses finos tienen frío una vez ha comido encuentra su explicación en este descubrimiento arqueológico llevado a cabo por científicos griegos.

Baruch Antulio, el arqueólogo que lideraba esta expedición confirmaba que el motivo principal que da origen a este refrán es que los restos indicaban que esta especie desapareció debido a una glaciación inesperada mientras estaba en plena comida familiar.

Dinópolis preparará una atracción especial para esta nueva especie

A pesar de que no se trata de un dinosaurio, Dinópolis ha anunciado que para el próximo 2018, el parque tendrá una sección única y exclusivamente diseñada para el Homo Aragonesis Finorus.

Según han adelantado las fuentes de territorio Dinópolis la atracción constará de un iglú restaurante, una zona de cine en la que se ilustrará a todos sobre la historia y vivencias de esta especie aragonesa y de un Primark en el que se pondrá a la venta la ropa necesaria para ser un verdadero aragonés fino y elegante.

Dejar respuesta

2 × uno =