Demuestran que las Lágrimas de San Lorenzo son litronas lanzadas años anteriores

0

Científicos de la Univerdad de Columbia, en Nueva York, ha demostrado finalmente que las famosas Lágrimas de San Lorenzo no son más que antiguas litronas que fueron lanzadas en fiestas anteriores. Según los últimos estudios, los primeros vasos que se registran llevan en órbita más de cien años.

El estudio de las Perseidas se decidió llevar a cabo después de que cada vez que tenía lugar este espectáculo natural, un gran número de gente se quejaba de que llovía una especie de agua negruzca que olía alcohol. Finalmente se descubrió que se trataba de una mezcla de cerveza y calimocho.

Las Lágrimas de San Lorenzo, la gran resaca espacial

Después de años de investigación, este grupo de estudio estadounidense ha conseguido demostrar que lo que todo el mundo consideraba un precioso acontecimiento natural no se trata de nada más que de basura acumulada durante décadas y décadas de fiestas.

“Es duro, pero es así”, explicaba Linda Smith, una de las integrantes del estudio. “Las Lágrima de San Lorenzo no son más que litronas que se han ido almacenando en la estratosfera a lo largo de estos años. Hemos podido demostrar que seis de cada diez litronas lanzadas durante el chupinazo se quedaban vagando por el espacio”, concluía Smith.

La NASA ya prepara un plan de recogida para 2022

Será dentro seis años cuando se proceda a la recogida de todo ese plástico y alcohol, para ello se está llevando a cabo un proceso específico de extracción y limpieza espacial. Según ha explicado la NASA el plan elegirá a las personas que mejor toleren el alcohol y más tiempo hayan dedicado a las fiestas de San Lorenzo.

“Necesitaremos a 8 valientes para que puedan beberse todo ese alcohol que circula por el espacio, tenemos 6 años para encontrar a los mejores. Se trata de nuestro Armageddon”, declaraba el alcalde de Huesca ante la propuesta de la NASA.

Dejar respuesta

cuatro × cinco =