El Caracol, una entrada al inframundo

0

El Centro Comercial Independencia, El Caracol, se ha dado a conocer mundialmente por ser una entrada al inframundo. La asociación internacional de exorcistas del Vaticano llegará mañana a Zaragoza para estudiar el caso.

Han sido muchos los rumores que situaban una posible entrada al infierno en el último piso del Caracol. Durante años, decenas de testigos afirmaron haber visto y oído cosas fuera de lo común. Muchas son las leyendas que aguardan este lugar.

El centro comercial de Satán

“Después de acabar un examen de sociales decidimos ir a dar una vuelta y fuimos a los recreativos, vimos unas máquinas para niños y decidimos echar un euro para hacer la gracia y al momento se abrió el suelo y empezó a salir mogollón de fuego, bichos raros y del centro salió el demonio, él nos avisó de que no volviéramos, sino pasarían cosas horribles” declaraba uno de los jóvenes testigos. Este es el primer caso real de estas características que se registra en la zona.

Al conocerse la noticia se han vuelto a despertar los misterios más conocidos de la zona, como las historias de los dementores que paseaban por los pasillos, el desconocimiento sobre la edad real del que trabajaba en los recreativos o si realmente es agua el líquido que hay en las fuente que recorren el Caracol.

Zaragoza, capital del misterio

Ante este nuevo suceso paranormal, todo fan del “más allá” ha querido venir para ser testigo de lo ocurrido. El primero en llegar ha sido Iker Jiménez, que incluso ha acampado en el Caracol para ser testigo de lo ocurrido ha afirmado que “la nave del misterio por fin tiene sentido, ya podré hacer un programa con algo que ha sucedido de verdad. Llevo toda la vida viviendo de locos, pero al fin lograré hacer noticia real”.

Para mañana se espera la llegada de un equipo profesional de exorcistas llegados del Vaticano al Caracol, que ya han pedido sustituir el agua de las fuentes por agua bendita y hacer sonar cánticos religiosos durante las veinticuatro horas del día

 

Dejar respuesta

cinco + siete =