Los conductores de autobús ya no recuerdan el motivo de la huelga

0

Los autobuseros zaragozanos, después de acumular más de 100 días de huelga ya han olvidado el motivo principal por el que decidieron comenzar esta huelga. Ante tal despiste, los trabajadores han decidido reunirse para ver si alguno de ellos recuerda porqué decidieron empezar la huelga.

El perro se me ha comido el acelerador, por hacerse el chulo, pocas ganas de trabajar o no acordarse de dónde tenían aparcado el autobús son algunas de las excusas que los conductores han ido poniendo cuando se les preguntaba por el motivo real de esta huelga sin fin.

Todo apunta a que la huelga empezó con un “no tienes huevos de”

Aunque por el momento ningún trabajador de AUZSA sepa dar el motivo principal por el que se está llevando a cabo la huelga, todo apunta a que se trata de una apuesta que se ha ido alargando.

Errado de Aragón ha obtenido información de su infiltrado en esta huelga que confirma esta teoría. “Todo empezó de broma entre dos veteranos de aquí, estaban echando una partida de guiñote y uno le dijo al otro: “no hay huevos a fastidiar a media ciudad” y el otro aceptó de buena gana, y con la tontería se fue alargando”.

La huelga obliga a que los conductores lleven a caballito a los ciudadanos

Debido a que por el momento no se avista el fin de la huelga, si los autobuseros tardan más de media hora en llegar a su parada, los afectados podrán exigir al conductor que los lleven a caballito o haciendo la carretilla. A pesar de que sea una medida un tanto criticada ya que se retrasaría aún más el tráfico, se trata de la favorita por los ciudadanos. “A mi me da igual, que me lleven en brazos o a corderetas. Si voy a llegar tarde que por lo menos me lo pase bien”, explica uno de los afectados.

Dejar respuesta

cinco × 5 =