Francisco de Goya se derrumba: “Estoy cansado de las rimas con mi apellido”

0

El artista declara ante los medios con motivo de las últimas pintadas aparecidas en su casa de Fuendetodos: “Al menos con el segundo apellido no se les ha ocurrido nada”, añade.

“Nunca había pasado por algo igual. Estoy cansado de las rimas con mi apellido”. Con estas palabras ha dado comienzo esta mañana la rueda de prensa organizada por el pintor Francisco de Goya y Lucientes para aclarar algunos aspectos sobre los acontecimientos de esta semana. El pintor, que lleva varios años instalado en Madrid, ha regresado a su localidad natal para descansar durante los próximos días. Su mujer, Josefa Bayeu, a la que también se pudo ver preocupada, será la encargada de velar por su estabilidad.

El objetivo de todas las burlas de la corte

Los hechos se remontan a los últimos dos meses, durante los cuales Goya asegura haber recibido varios tipos de mofas con su famoso apellido. Desde anotaciones anónimas al dorso de sus bocetos hasta servilletas bordadas con las mofas más ocurrentes durante los banquetes en el Palacio Real. El emocionado artista asegura haberse convertido en el objetivo de todas las burlas de la corte, entre la que empieza a ser conocido, entre otros apodos, como el “Calienta goyas”, en una clara alusión a su cercanía con su majestad Carlos IV en la que algunos ven algo más que una simple amistad. No ha rehusado hablar sobre estos rumores en su encuentro hoy frente a la prensa: “He pedido ayuda al rey, por supuesto”, aunque añadía entre lamentos que, desafortunadamente “su majestad está de caza y he de aguardar a su regreso”.

“Se van a pelear. ¿Quién? Mi Goya y tu paladar”

En una de las últimas invitaciones para cenar en Palacio que el Rey realizó a sus allegados se podía leer, al trasluz, la expresión “Se va a volver loca mi Goya en tu boca”, algo que en un principio hizo sospechar del monarca. Pero Goya no duda de su majestad y confía en su palabra. “Es evidentemente algún trabajador de Palacio al que, quizás, le siente mal el que yo pueda comer más que él”, dice don Francisco ante los medios. Y es que, al parecer, su aumento de peso desde que llegó al Palacio Real podría ser otro de los motivos por los que todos los dardos apuntan hacia él. “¿Por qué sino las servilletas llevaban escrito aquella referencia al paladar?”, añade el artista ante la pregunta de un periodista sobre la inscripción “Se van a pelear. ¿Quién? Mi Goya y tu paladar”.

Retiro en Fuendetodos hasta que el Rey regrese

Goya pretendía que su escapada de Madrid pasara desapercibida y que su retiro en su casa natal en Fuendetodos, Zaragoza, fuera un soplo de tranquilidad. Lo que el artista no podía esperar es que, a su llegada a la localidad aragonesa, se encontraría con una nueva pintada hiriente, lo que ha provocado la convocatoria de una rueda de prensa ante los medios locales y nacionales. Aún su derrumbe será aquí, en el que fue su primer hogar, donde pasará los próximos días a la espera de que su majestad regrese a palacio y ponga orden ante tan rocambolesca situación.

Dejar respuesta

Once − 4 =