Detienen por hacer botellón a uno de los monumentos a Goya

0

El pasado siete de noviembre, sábado, las autoridades locales detenían a la pareja de majos que el escultor Federico Marés construyó en honor a Goya. El motivo de la detención fue la alteración del orden público al estar de botellón a altas horas de la madrugada.

La Policía Local detuvo a las 04:37 del pasado sábado a los majos debido al gran escándalo que estaban provocando. Según fuentes policiales, las estatuas llevaban desde el principio de la noche bebiendo, gritando y provocando a todo aquel que se acercaba a hacerse una foto con ellos. “Yo me acerque a hacerme un “selfie” y uno de ellos me toco el culo”, explicaba una joven.

El monumento recurrirá la multa alegando que son estatuas 

Una vez conocida la condena: 920 euros y 500 horas de trabajos a la comunidad, el abogado de los majos ha declarado que recurrirán la sentencia, no solo porque les parece exagerada, sino porque son estatuas y les es imposible hacer nada.

“Llevamos en esa plaza casi sesenta años, y nunca hemos provocado ningún altercado, el resto de los monumentos te pueden decir que somos muy tranquilos, dejamos a todos en paz y no nos metemos con nadie” declaraba uno de los majos al salir de la comisaria, “lo que no puede ser que por bebernos unas cervezas se nos trate como terroristas”, añadía.

“Pacto entre estatuas”, la teoría del abogado de los majos de Goya

Con esta sorprendente historia pretendía su abogado mostrar la inocencia del monumento. “En el mundo de las estatuas existen muchas discrepancias y tensiones, es por eso que podríamos estar hablando de un posible pacto entre diferentes monumentos para quitarse de en medio a los majos de Goya”, comentaba a los medios el abogado.

El principal motivo por el que querrían acabar con los majos sería por cuestiones territoriales, debido a que existe un gran recelo a que este monumento lleve tanto tiempo ocupando un sitio clave en la ciudad. Por el momento no hay sospechosos.

Dejar respuesta

uno × 1 =