Una madre no deja ir a su hijo al examen de Selectividad por no tener la habitación recogida

0

El estudiante, nacido en Monzón, tendrá que repetir Selectividad, aunque según su madre tampoco habría aprobado ahora ya que “había perdido los apuntes”.

Raúl Aparicio, del IES José Mor de la Fuente de Monzón, ha hecho pública hoy a través de Facebook una historia un tanto peculiar. Hace hoy una semana que tendría que haber comenzado su prueba de acceso a la universidad, aunque su madre se lo impidió al no tener la habitación perfectamente recogida. El joven, de 18 años, llevaba varias semanas en huelga de suciedad, lo que le ha salido muy caro, pues tendrá que repetir Selectividad el próximo mes de septiembre.

Huelga de suciedad

“Estoy harto de tener que ver siempre lo que quiere mi madre en la tele”, asegura Raúl frente a la facultad en la que tendría que haber hecho sus exámenes. “Siempre Supervivientes, Sálvame… ¿Y Los Simpsons qué? Pues me cabreé y dije que no recogía mi habitación hasta que no me dejara ver otra cosa”, explicaba el joven arrepentido. Su madre, Maria Teresa, no ha querido hablar públicamente, aunque en Monzón todo el mundo habla de ella. “Lo que ha hecho es de mala madre. Aunque fuera porque el guarro de su hijo se fuera a vivir a la capital y no tener que aguantarlo, yo lo habría hecho”, relataba una vecina.

Había perdido los apuntes de Selectividad

Raúl asume su parte de culpa, aunque no esperaba que su madre fuera capaz de algo así. “Es cierto que yo quería ponerla en evidencia publicándolo todo en Facebook, pero no esperaba que la gente empezara a llamarme guarro a mi”, relata el joven antes de explicar que, debido a la situación de su habitación, había perdido los apuntes de varios exámenes. “Mi madre cree que tampoco habría aprobado”, añade. El estudiante, conocido por todos los jóvenes de Monzón, se alegra de que con la excusa se esté dando a conocer más el nombre de su localidad, que acapara todas las portadas de los periódicos esta semana. “No todos en Monzón somos así de guarros… aunque lo mío era una lucha social, que quede claro”, concluía.

Dejar respuesta

18 − uno =