Teruel se inventará casos de corrupción para ganar presencia en los medios

6

La ciudad creará varios casos de corrupción con los que llamar la atención de la prensa, aumentando su presencia en los medios y favoreciendo al turismo.

Un nuevo plan turístico ha sido presentado esta misma mañana en el Ayuntamiento de Teruel. El consistorio ha acordado por unanimidad crear varias tramas de corrupción con las que llamar la atención de los medios y aprovechar así el tirón mediático para hablar de las cualidades y reclamos de la ciudad.

La corrupción, portada de todos los periódicos

“Hemos detectado que, para copar las portadas y los informativos de todas las cadenas, lo que hay que ser es corrupto. El patrimonio histórico no vende”, comentaba Manuel Blasco, alcalde por el Partido Popular de la ciudad de Teruel. “Al principio pensamos que nos podría acabar salpicando a nosotros, por eso hemos hecho público que todo es mentira. Eso sí, por favor, que no se enteren los medios de Madrid, que sino no va a colar…”, añadía.

Guionistas valencianos para crear las tramas

Hasta la ciudad de Teruel se desplazarán en las próximas semanas varios guionistas de la comunidad valenciana, tierra por excelencia de los casos de corrupción en España. “Queremos trasladar casos como la Gürtel y adaptarlos a nuestros políticos”, reconocía un representante del grupo de creadores. “Lo ideal sería conseguir un impacto como el del Caso Malaya. Estamos pensando buscar alguna tonadillera que quiera liarse con nuestro alcalde, aunque aún no podemos confirmar nada”.
Entre los nombres de casos que se están preparando se encuentren el “Caso Mudéjar” y el “Caso Torico”, nombres con los que, por sí mismos, se espera ya llamar la atención de los posibles visitantes.

6 Comentarios

  1. Ji, ji… los asesinatos en serie también dan mucha publicidad. Si matamos a todos los políticos y banqueros (y a los empresarios en tratos con los ayuntamientos tqambién), uno tras otro, en serie, seguro que Teruel aparece en toda la prensa mundial. Yo abogo por esta otra solución.
    Además, despellejar vivo a un político es más divertido que aguantar sus robos y sus mentiras.
    ¿Por qué no lo votamos?

Dejar respuesta

11 − 11 =