Teruel deja de existir

1

Los vecinos de Teruel, desconcertados, ya han denunciado la desaparición de la ciudad ante las autoridades.

¿Dónde ha ido Teruel?, ¿Qué hacemos con Dinópolis?, ¿Es qué nadie piensa en ‘El torico’?. Estas son algunas de las cuestiones que más preocupan por el momento a los ciudadanos turolenses. Tras dos días de consternación los vecinos de Teruel han denunciado la desaparición de la ciudad ante las autoridades pertinentes. Ante esta desconcertante situación, Errado de Aragón se ha acercado a lo que antes era la capital de la provincia de Teruel para saber más sobre lo ocurrido.

Los habitantes, consternados, ya han iniciado su búsqueda

“Estaba tranquilamente en mi huerto haciendo recogida y, de repente, todo se ha quedado en blanco. No ha quedado nada”, son palabras de Julian, uno de los vecinos más longevos de la zona. “No sé como ha podido ocurrir esto, todo lo que he ganado y hecho a lo largo de mi vida ha desaparecido en un ‘santiamén'”, concluía emocionado. Pero no ha sido el único que todavía conservaba su voz para hablar, otra de las historias más impactantes llega de la mano de Sebastian, un joven que se encontraba plácidamente lavando su automóvil en su garaje cuando, como el dice, un fuerte estruendo irrumpió acompañado de una cegadora luz blanca. Sebastian narraba a Errado de Aragón lo sucedido así: “Estaba lavando el ‘Galloper’ en la cochera cuando de repente escuché un fuerte chirrido, y seguidamente una luz que me dejo sin ver ná’ durante un buen rato”, explicaba el joven autóctono de Teruel.

Ante la inminente desaparición de la ciudad los habitantes se han organizado con la mayor celeridad posible para comenzar con la búsqueda de la que era, hasta ahora, su propia ciudad. Empapelar las ciudades vecinas con fotos de la desparecida, colocar un anuncio en latas de cerveza, de conservas y hasta en patas de jamón son las medidas que los vecinos afectados van a llevar a cabo en los próximos días para poder localizar de nuevo a su ciudad

Zapatillas blancas ‘Paredes’, pantalón largo de pana y una camiseta estilo mudejar

Paquita, la última persona que vio a Teruel, cuenta a Errado de Aragón cual era la indumentaria que llevaba. “Zapatillas blancas de la marca Paredes, un pantalón largo de pana y una camiseta estilo mudejar, a juego con la torre de San Martín”, relata la turolense visiblemente emocionada. Con esta información se espera facilitar su búsqueda, pues cabe señalar que, como indica Paquita, Teruel se trata de una ciudad “reservada y poco habladora, pero que cuando coge confianza es una ciudad muy cariñosa”.

En estos momentos la Guardia Civil y la Policia Nacional están al cargo del caso y, a pesar de que todavía no hay pistas claras sobre el paradero de la ciudad, las altas autoridades han tratado de tranquilizar a los vecinos durante su reubicación en las localidades cercanas.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

catorce − dos =