El Gancho, invadido por los marcianos de ‘Toy Story’

0

El barrio de San Pablo, también conocido como El Gancho, invadido por los alienígenas de la película Toy Story. Al grito de “El Gaaaaancho es nuestro barrio” han ido abduciendo a los vecinos de la zona.

Ayer, 28 de abril de 2015, a las 7:05 a.m., el barrio de El Gancho de Zaragoza  fue invadido por los famosos marcianos de la película ‘Toy Story’. Durante días las oficinas de Errado de Aragón recibieron varias llamadas acerca de posibles avistamientos de objetos volantes no identificados, llamadas que al principio no fueron tomadas muy enserio, pero vista la repetición de éstas Errado de Aragón decidió investigar sobre el caso.

Decenas de avistamientos por parte de los vecinos del barrio

Durante dos semanas, muchos han afirmado ver diferentes tipos de objetos que desprendían luces de colores cruzando el cielo por la noches, Errado se ha encargado de preguntar a los testigos de estos avistamientos y las respuestas han sido estas: “Yo estaba en el banco de la plaza con mis colegas y de repente vimos como un cohete enorme brillante iba bajando a donde estábamos nosotros, y cuando parecía que iba a pararse, tiró para arriba “follao “, “Estaba tendiendo en terraza de la cocina cuando se puso enfrente mío una especia de nave con muchas luces, no pude ver nada, pero escuche que decían “El Gaaaaancho se mueve”, no sé qué querrían decir”, “Salía de camino al curro y noté como un resplandor detrás de mí, me giré y vi un bicho, pequeño y verde que me decía “Un extraño del exterior” e hizo una especie de grito y un gancho gigante bajó y lo agarró. Me dejó muy loco”.

“El Gancho es nuestro barrio”

Los vecinos, a primera vista asustados y preocupados ante tal situación, no sabían que hacer debido a que este tipo de marcianos muestran una imagen muy amigable y simpática, por lo que decidieron guardar sus navajillas y no hacer uso de la violencia. Una vez se tranquilizaron ambas partes, el líder de la nave exclamó: “El Gaaaaancho es nuestro barrio”, el vecindario permaneció perplejo durante unos minutos, hasta que Jesús Antonio Domínguez, presidente de su comunidad de vecinos decidió pedir explicaciones ante tal argumento, la respuesta fue esta. “El Gancho, durante siglos, ha sido cumbre de nuestra cultura, por lo que llevamos el barrio muy dentro y cada ciento cincuenta años bajamos a rendirle homenaje, no queremos asustaros, solo que sepáis que, aunque estemos a kilómetros de distancia, somos de un mismo barrio”.

Día de celebraciones y ofrendas

Después de conocer las intenciones de los extraterrestres, tanto humanos como marcianos decidieron pasar el día juntos. Por la mañana hicieron actividades temáticas y se les entregaron productos típicos y por la noche se hizo un gran botellón, acabando todos en la Sala Oasis.

 

Dejar respuesta

cuatro × dos =